wie du sollst geküsst sein

Cuando te beso, no es sólo tu boca, ni tu ombligo, ni tu regazo lo que yo beso. También beso tus preguntas, y tus deseos, yo beso tus reflexiones, tu incertidumbre, y tu valentía, tu amor por mi, y la libertad que te ofrezco, tu pie, que hasta mi te trajo y que de mi te alejará, te beso a ti, como eres y como serás, mañana y después, y cuando los días conmigo queden en el recuerdo.

Erich Fried

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Alma en las nubesy comentado:
    De las cosas más hermosas que he leído en toda mi vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s